Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
21 de diciembre de 2021

Navidad: Sobrevivir a diciembre siendo parte del colectivo LGTBIQA+3 min

Navidad, esas dichosas fiestas que para algunas personas son fantásticas, pero para muchas de las personas del colectivo representan una pequeña pesadilla en forma de reunión familiar. ¿Por qué?

Categoría:
Tiempo de lectura
3 min
Autoría
Yolanda Carmona
Categoría

Sobrevivir a la Navidad siendo parte del colectivo LGTBIQA+

La Navidad es un período que debería estar lleno de felicidad, amor y todas esas historias que se venden con la publicidad navideña. Sin embargo, pueden representar situaciones de crisis, miedo y ansiedad para las personas que forman parte del colectivo LGTBIQA+. 

Estas son algunas de las situaciones por las que todas las personas LGTBIQA+ hemos pasado y pasamos durante las fiestas de la Navidad:

LGTBfobia en Navidad

Está claro que la primera situación complicada que nos puede venir a la cabeza es la de la homofobia durante las reuniones familiares en la Navidad. Es posible que hayas tenido que pasar por alguna de estas:

  • Decir que tu pareja es tu amigue, con todo lo que ello conlleva, como cambiar la forma en la que te refieres a elle.
  • Nada de muestras de cariño en público, ni cosas tan “tontas” y dolorosas como darse la mano. 
  • Cambiar nuestro comportamiento, como tratar de potenciar nuestra masculinidad o feminidad en estas reuniones.

Cuando hablamos de la homofobia en nuestros familiares durante la Navidad, no se nos puede escapar cómo se fomenta la homofobia interiorizada, también. Nos hacen sentir:

  • Culpables de quienes somos.
  • Vergüenza por no cumplir con la cisheteronorma.
  • Responsables de posibles disgustos por la intolerancia de otras personas.
  • Insatisfacción con nuestra identidad.
  • Inferiores a las personas cishetero.

Ser trans en una sociedad que todavía se manifiesta en nuestra contra también puede ser algo difícil de gestionar durante la Navidad. Vamos a tener que corregir muchísimas veces cuál es nuestro nombre o los pronombres con los que nos tratan, y eso va a suponer una guerra que nos va a dejar muy cansades, física y emocionalmente.

Aunque te parezca muy difícil sobrevivir a la Navidad, sé consciente de que tan solo el hecho de aparecer ya es un logro, porque ese miedo que puedes estar sintiendo es completamente válido y podría empujarte a no querer salir de tu habitación. 

Cómo llevarse mejor con la Navidad siendo del colectivo LGTBIQA+

Es necesario mencionar que lo que a continuación vas a encontrar son solo consejos. Cada persona vive una realidad y unas circunstancias diferentes. Trata de coger la información y de adaptarla de la mejor forma que puedas a tu propia situación personal.

Algunos tips que podemos tomar para mejorar nuestra Navidad son:

  • Sé consciente de la sociedad llena de LGTBfobia. Si decides tomar la decisión de censurar tu orientación o tu identidad, no te sientas culpable por ello: estás protegiéndote a ti misme. Y es totalmente válido.
  • Si por lo contrario la decisión que has tomado es la de NO fingir ser alguien atado a la cisheteronorma, trata de ir paso a paso. Para que no sea tan abrupto, puedes ir dando pequeños pasitos a lo largo del año, y no soltarlo todo en la celebración de Navidad. Recuerda que, si hay personas con LGTBfobia en tu familia, necesitan hacer un largo trabajo para aceptar la diversidad. No es posible cumplirlo en una noche y esperar que salga bien.
  • Busca la comunicación y el afecto –aunque sea online– con otras personas de la comunidad que puedan estar viviendo lo mismo que tú, sabrán comprenderte y acompañarte en estos momentos difíciles. También será maravilloso apoyarte en personas que estén presentes durante la celebración, de las que sepas que cuentas con su apoyo y su cariño.
  • Trata de gestionar todas las emociones que van a surgir de estas situaciones. Aquí tienes algunas formas de mejorar la gestión emocional.
  • Como hemos dicho antes al hablar de las personas trans, ya solo el hecho de aparecer en la celebración de la Navidad es un gran logro. Si necesitas hacer bomba de humo y desaparecer después de un rato, está completamente justificado: este es tu límite.
¿Te ha molado el artículo? Compartelo con tus amiguis
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Autoría

Yolanda Carmona

Psicóloga especializada en Sexología clínica. Creadora de contenido en blogs. Escribo sobre sexo, feminismo y el colectivo LGTBI+
  • “”;
  • “”;
  • “”;

Últimos artículos

Recibe las ultimas noticias

Suscríbete a nuestro boletín

Mensaje enviado
Pronto sabrás de nosotras