Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
16 de noviembre de 2021

LGTBIfobia en las aulas, la gran asignatura pendiente4 min

El 60% de los alumnos no heterosexuales ha sido testigo de agresiones por orientación sexual y el 34% ha presenciado insultos o burlas. LGTBIfobia en las aulas.

Categoría:
Tiempo de lectura
4 min
Autoría
Alberto Trigo
Categoría

Patadas, empujones y golpes a grito de “maricón”, “marica” o “invertido”, entre otras lindezas.  Eso es con lo que tiene que lidiar un considerable porcentaje de la comunidad LGTBI+ en sus institutos todavía en la actualidad. Es más, el 60% de los alumnos no heterosexuales ha sido testigo de agresiones por orientación sexual y el 34% ha presenciado insultos o burlas.

Es, sin duda, un dato muy preocupante sacado del informe “LGTBI-fobia en las aulas” elaborado por COGAM en 2019, el último hasta la fecha. Otro muestreo del mismo año del colectivo Colega en colegios almerienses demostró que casi un 52% de estudiantes entre 12 y 18 años había observado algún tipo de homofobia, lesbifobia, bifobia o transfobia. Para más inri, estos actos no se quedan solo en el ámbito físico: casi un 60% del alumnado afirmó ver ciberacoso hacia estudiantes del colectivo LGTBI+.

Hoy, en pleno siglo XXI, la LGTBI-fobia en las aulas sigue siendo la gran asignatura pendiente de esta sociedad.

Marcos, el caso de acoso homófobo continuado en un instituto de Cádiz

El ejemplo más claro que podemos traducir de los datos mencionados a la realidad es el acoso homófobo constante que sufre Marcos, un alumno del IES La Algaida de Puerto Real, en Cádiz. Su madre, Monserrat Sanz, denunciaba el pasado 14 de octubre a través de redes sociales los constantes insultos que sufre su hijo por el simple hecho de ser homosexual.

El caso de Monserrat es tan emotivo como doloroso y es tremendamente necesario que se haya hecho viral. Por una parte, visibiliza la aceptación de la condición sexual de una madre hacia su hijo. Por otro lado, pone de manifiesto otro hecho no menos grave: la falta de medidas en instituciones públicas.  Esta carencia impide el avance hacia políticas de igualdad y tolerancia. La respuesta del instituto en relación a esta situación explica esto último, pues el centro ha puesto más el foco en el comportamiento “poco maduro” del menor por haberse defendido mediante insultos.

Monserrat afirma que, durante el curso anterior, el hermano de Marcos «se pasó todo el año borrando pintadas en el instituto en las que ponía ‘Marcos maricón’ para que no sufriera cuando lo viese».

Asimismo, denuncia el injusto comunicado, a su juicio, que el centro ha lanzado tras hacerse pública su denuncia. 
El instituto argumenta la imposibilidad de actuar «si las familias no contribuyen a mejorar el respeto entre todos». Puedes leer el comunicado completo aquí.

Vídeo deMonserrat Sanz, Facebook

La madre de Marcos piensa que su caso, desafortunadamente, no es el único, «pero no se denuncian para no llegar a casa con una amonestación disciplinaria», apunta. Es justo el caso de su hijo. «Llevaba un año callada haciendo culpable a mi hijo porque ustedes [IES La Algaida] me lo habíais hecho creer así», cuenta en el vídeo subido a redes sociales. No obstante, Monserrat ha decidido llegar hasta el final y llevará el caso a la delegación provincial con denuncia previa en comisaría por delito de odio.

Falta de educación sexual en las aulas españolas

Somos diversos los medios que denunciamos la falta de actividades contra la LGTBI-fobia y las escasas propuestas LGTBI+ por parte de las administraciones públicas. Como muestra, tenemos el lamentable caso anteriormente mencionado. 

Actualmente, no hay normativas que obliguen a incluir educación sexual en las aulas y esto, según explica Alberto Alba, coordinador de educación de la Federación Estatal de Lesbianas, Gais, Trans y Bisexuales (FELGTB), fomenta el aumento de la violencia hacia colectivos en minoría tal y cómo hemos podido comprobar.

La falta de recursos tanto administrativos como económicos es otra brecha a la que se enfrentan las asociaciones a la hora de poder impartir talleres en las aulas. A este respecto, Mané Fernández, vicepresidente de la FELGTB, recuerda que es imprescindible educar, no solo a los alumnos, también a los docentes.

No menos importante es la necesidad de formar a las familias, ya que ahí es donde adquieren los principales patrones de conducta que luego los alumnos reproducen en su entorno social.

Si has presenciado o sufrido un caso de acoso, ¡tu denuncia es muy importante!

¿Te ha molado el artículo? Compartelo con tus amiguis
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Autoría

Alberto Trigo

Comunicador Audiovisual y Community Manager de profesión especializado en redes sociales y en marketing de contenidos. Pasión por crear escribiendo y comunicar con estrategia con mis aliados el SEO y el copywriting.
  • “”;
  • “”;
  • “”;

Últimos artículos

Recibe las ultimas noticias

Suscríbete a nuestro boletín

Mensaje enviado
Pronto sabrás de nosotras