Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
12 de enero de 2024

Sin un lugar al que llamar hogar: el impactante porcentaje de personas LGTBI entre la población sin techo10 min

El 35% de personas sin hogar son LGTBI, expulsadas por su familia. El artículo examina causas y soluciones a esta situación

Categoría:
Tiempo de lectura
10 min
Autoría
Juancar Pliego
Categoría

La situación de las personas sin hogar es un problema grave en nuestra sociedad. Se estima que en España hay alrededor de 29.000 personas sin techo que viven en la calle, además de muchas otras que residen en albergues temporales o que no tienen una vivienda estable.

Las causas que llevan a una persona a vivir en la calle son diversas, desde problemas económicos y laborales, enfermedades mentales o adicciones, hasta la falta de apoyo familiar en algunos casos. Sea cual sea la razón, lo cierto es que vivir sin un hogar conlleva graves riesgos para la salud y la seguridad de estas personas. Además, sufren una fuerte estigmatización social que dificulta su integración.

Es importante que como sociedad seamos conscientes de esta problemática, mostremos empatía y solidaridad hacia las personas sin hogar, y apoyemos las iniciativas que buscan ayudarlas y proteger sus derechos. Nadie debería verse obligado a vivir en la calle.

Personas LGTBI sin hogar

Un porcentaje sorprendentemente alto de personas sin hogar en nuestro país son lesbianas, gays, bisexuales, transexuales o intersexuales. Se estima que alrededor de un 35% de las personas sin hogar pertenecen al colectivo, según un estudio de la Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA).

Esto se debe principalmente a dos causas. La primera es la expulsión del hogar familiar tras revelar su orientación sexual o identidad de género. Muchas personas LGTBI son expulsadas de casa por sus propios padres, quedándose en situación de calle. La segunda causa está relacionada con la discriminación y los problemas para encontrar trabajo que sufren las personas LGTBI, especialmente las personas trans. Sin medios para ganarse la vida, algunos acaban viviendo en la calle.

Es una situación preocupante que requiere mayor concienciación social y políticas específicas para ayudar a las personas LGTBI en el hogar. Todos deberíamos reflexionar sobre cómo nuestra sociedad sigue marginando al colectivo, y actuar para crear una sociedad más justa e inclusiva.

Expulsión del hogar familiar

La expulsión del hogar por parte de la familia es una de las principales causas de la situación de las personas LGTBI en el hogar. Muchos son echados de casa al revelar su orientación sexual o identidad de género, siendo rechazados por sus propios padres. Esto les obliga a vivir en la calle si no encuentran alternativas.

Las familias más conservadoras y religiosas suelen tener una visión negativa de la diversidad sexual y de género. Al enterarse de que uno de sus hijos es gay, lesbiana, bisexual, transgénero o no binario, lo interpretan como algo inmoral o como un engaño. En lugar de aceptarlos, los expulsan del hogar incluso siendo menores de edad.

Esta dramática situación genera un profundo sentimiento de soledad y desamparo en los jóvenes LGTBI expulsados. De la noche a la mañana, se encuentran en la calle desprovistos del apoyo familiar y sin recursos. Algunos logran salir adelante buscando trabajo o pidiendo ayuda a amigos o asociaciones. Otros acaban en situación de calle, con el riesgo que esto conlleva.

La expulsión familiar niega el derecho básico de todo joven a contar con el apoyo de sus padres. Refleja la necesidad de avanzar como sociedad en el respeto a la diversidad afectivo-sexual. Las familias deben anteponer el amor a sus prejuicios, y la sociedad fomentar la comprensión. Solo así lograremos que nadie acabe en la calle por ser quien es.

Otras causas

Además de la expulsión del hogar familiar, existen otras causas que explican por qué un porcentaje tan alto de personas LGTBI se quedan sin hogar.

  • Discriminación en el trabajo y la sociedad : Las personas LGTBI sufren altos niveles de discriminación tanto en entornos laborales como en la sociedad en general. Esto dificulta que puedan encontrar y mantener un trabajo estable, forzándolos en algunos casos a la indigencia.
  • Problemas de salud mental: Debido a la discriminación y rechazo que sufren, las personas LGTBI tienen tasas más altas de problemas de salud mental como depresión y ansiedad. Esto a su vez está relacionado con mayores tasas de drogadicción y alcoholismo, factores que incrementan el riesgo de quedarse sin hogar.

Las personas LGTBI sin hogar necesitan apoyo y comprensión, no discriminación. Es importante abordar las causas fundamentales que llevan a esta situación, como la discriminación laboral y los problemas de salud mental derivados del rechazo social. Con políticas adecuadas se puede ayudar a reducir el alto porcentaje de personas LGTBI sin techo.

Asociaciones de ayuda

Existen varias asociaciones y organizaciones en España que trabajan para ayudar y apoyar a las personas LGTBI sin hogar. Algunas de las principales son:

  • Fundación 26 de Diciembre – Organización sin ánimo de lucro que ofrece recursos de emergencia, alojamiento y formación a personas LGTBI en situación de exclusión social, especialmente a mayores LGTBI y personas trans. Gestiona pisos de acogida e imparte talleres para facilitar la inserción sociolaboral.
  • FELGTBI+ – Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales que cuenta con programas específicos para atender a personas sin hogar, como pisos de acogida temporal. Ofrece asesoramiento legal y psicológico.
  • Fundación Triángulo – Presta atención especial a personas trans en situación de calle o riesgo de exclusión social. Cuentan con pisos de acogida para menores LGTBI expulsados ​​de sus hogares.
  • Asociación Ojalá – Proporciona recursos de alojamiento y manutención a personas LGTBI en situación de exclusión social. Llevan a cabo programas de prevención del sinhogarismo LGTBI.
  • Chrysallis – Asociación que apoya a personas trans y sus familiares. Entre sus servicios se encuentra un piso de acogida para quienes se hayan quedado sin hogar.
  • Fundación Eddy – Primera asociación de acogida en España para jóvenes LGTBIQA+ de entre 18 a 30 años. Acoge a víctimas de violencia familiar, bullying o que sufran cualquier forma de LGTBIfobia, y que estén en riesgo de exclusión social.

Estas y otras entidades realizan una labor fundamental para dar apoyo, visibilidad y oportunidades al colectivo LGTBI sin hogar. Su ayuda es esencial para que estas personas puedan rehacer sus vidas.

Acciones para ayudar

Existen muchas acciones que las personas pueden tomar para ayudar a la población LGTBI sin hogar y generar un cambio positivo.

  • Donar a organizaciones que brindan refugio y servicios a personas LGTBI sin hogar. Estas donaciones ayudan a proporcionar comida, ropa y atención médica esencial.
  • Ofrecerse como voluntario en un refugio LGTBI local. Los voluntarios pueden ayudar con las tareas cotidianas, proporcionar comidas, o simplemente sentarse y escuchar a alguien que necesita compañía.
  • Abogar por políticas públicas que protejan los derechos de las personas LGTBI y les brinden acceso a viviendas. Escribir a los representantes electos y expresar preocupación puede marcar una gran diferencia.
  • Educar a familiares, amigos y comunidades sobre los desafíos únicos que enfrentan las personas LGTBI sin hogar. Generar conciencia y comprensión es clave.
  • Contratar y apoyar las empresas que tengan prácticas de contratación inclusivas para personas LGTBI.
  • Ofrecer viviendas de transición o cuartos adicionales a jóvenes LGTBI expulsados ​​de sus hogares. Incluso el alojamiento temporal puede ser de gran ayuda.
  • Difundir historias positivas sobre personas LGTBI sin hogar y los éxitos que han logrado. Esto puede inspirar esperanza y entendimiento.

Cada acción, por pequeña que sea, puede marcar una gran diferencia en la vida de alguien. Trabajando juntos podemos crear comunidades que acojan y apoyen a todos sus miembros.

Políticas públicas

La situación de personas LGBT en el hogar requiere una respuesta integral por parte de las instituciones públicas. Se necesitan políticas específicas que aborden las causas profundas y ofrezcan soluciones sostenibles.

Una de las medidas más importantes es garantizar que no haya discriminación en el acceso a ayudas sociales o recursos habitacionales por motivos de orientación sexual o identidad de género. Las administraciones deben asegurar que los colectivos vulnerables puedan acceder en igualdad de condiciones a las prestaciones disponibles.

Asimismo, es clave desarrollar programas de integración sociolaboral que tengan en cuenta la problemática específica de estas personas. Muchas veces, la falta de empleo o de redes de apoyo es lo que aboca a la exclusión social. Formación, orientación y ayudas para la inserción en el mercado de trabajo son fundamentales.

Por otro lado, se deben fortalecer los recursos de acogida temporal, con personal sensibilizado y formado en la atención a personas LGTBI. Albergues seguros y libres de discriminación son imprescindibles para dar una primera respuesta habitacional.

Finalmente, es importante trabajar en la prevención y en cambios sociales profundos que erradiquen la LGBTIfobia. Campañas de sensibilización, leyes contra la discriminación y educación en diversidad e inclusión son claves para evitar que tantas personas LGTBI acaben en la calle. La igualdad real es el mejor camino.

Las administraciones tienen el deber de proteger los derechos de todas las personas. Implementar políticas decididas para apoyar a las personas LGTBI sin hogar es una obligación para avanzar hacia una sociedad más justa e inclusiva.

El camino a seguir

La falta de hogar en la comunidad LGTBI es un problema complejo que requiere soluciones multifacéticas. Aquí hay algunos pasos necesarios para reducir este problema:

  • Educación y sensibilización: Es necesario educar a la sociedad sobre la diversidad sexual y de género, y fomentar la aceptación y el apoyo a la comunidad LGTBI desde la infancia. Las escuelas y los padres juegan un papel clave.
  • Soporte familiar: Se deben crear programas para ayudar a las familias a aceptar a sus hijos/as LGTBI, brindando terapia y grupos de apoyo. Así se evitarán expulsiones del hogar.
  • Protección legal: Es importante que existan leyes contra la discriminación, y que se garantice el acceso a la vivienda para personas LGTBI.
  • Más recursos: Se necesitan más refugios, viviendas de transición y ayudas económicas específicas para jóvenes LGTBI sin hogar. Las ONG necesitan más financiación.
  • Salud mental: Deben existir servicios de salud mental accesibles y sin prejuicios para asistir a problemas como depresión o adicciones en la comunidad LGTBI.
  • Inclusión laboral: Facilitar la inserción laboral de personas LGTBI crea independencia económica y reduce el riesgo de falta de hogar.
  • Activismo: En la comunidad LGTBI debemos mantener la visibilidad y reivindicar nuestros derechos. La unión hace la fuerza.

Si trabajamos unidos en estos frentes, podemos lograr una sociedad más justa e inclusiva. Nadie debería quedarse sin hogar por su orientación sexual o identidad de género.

Conclusión

El porcentaje de la población sin hogar y que son personas LGTBI es impactante. A menudo son expulsados ​​de sus hogares por su orientación sexual o identidad de género, lo cual es inaceptable.

Es fundamental crear conciencia sobre esta realidad. La sociedad debe evolucionar para aceptar la diversidad y no discriminar.

Las asociaciones LGTBI ofrecen apoyo, pero necesitan más recursos y voluntarios. Si podemos, donemos tiempo o dinero. Reportemos casos de discriminación. Exijamos leyes que protejan los derechos LGTBI.

El camino es largo, pero el cambio es posible. Con empatía y acción, podemos construir un futuro donde todas las personas sean aceptadas y valoradas. No miremos a otro lado ante la injusticia. Juntos podemos cambiar la situación, y personas LGTBI que por una razón o por otra somos más afortunadas, debemos tomar acción.

¿Te ha molado el artículo? Compartelo con tus amiguis
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Autoría

Juancar Pliego

Programador y diseñador web desde los principios y valores sociales 🏳️‍🌈 Toda visibilidad es poca 😛💜
  • “”;
  • “”;
  • “”;

Últimos artículos

Recibe las ultimas noticias

Suscríbete a nuestro boletín

Mensaje enviado
Pronto sabrás de nosotras