Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
30 de julio de 2021

Parejas LGTBI con diferencia de edad: ¿éxito o fracaso?3 min

¿Funcionan las relaciones entre una persona joven y otra madura? Damos nuestra opinión sobre este tema tan interesante

Categoría:
Tiempo de lectura
3 min
Autoría
BanderasLGTB
Categoría

Cuando hablamos de personas LGTBI tendemos a pensar casi siempre en gays o lesbianas y de esta parte del colectivo, más en los jóvenes, en su fase de descubrimiento, en su salida del armario o teniendo sus primeras relaciones.

Parece que esta realidad solo les afecta a ellos y, en su mayoría, a hombres. Es una imagen distorsionada en parte promovida desde las instituciones, el cine, la televisión y hasta por el propio movimiento LGTBI, de tal manera que todo lo que se sale de estos patrones estereotipados queda invisibilizado

Es el caso de gais, lesbianas, bisexuales, trans e intersexuales de mayor edad. ¿Qué sucede cuando han dejado atrás su juventud? Y más concretamente, ¿es habitual encontrarnos con parejas LGTBI con gran diferencia de edad?

La Antigua Grecia y las parejas LGTBI de diferentes edades

Las diferencias de edad en las relaciones homosexuales han estado presentes desde la Antigua Grecia. En esta época, se permitían las relaciones entre hombres maduros y adolescentes. Era considerado casi como un privilegio aristocrático y también como un ritual de preparación para la vida: el hombre adulto, sabio y curtido por los años apadrinaba a un efebo y lo introducía en sociedad transmitiéndole conocimientos sobre la pasión y la erótica.

En ese entonces, ya tenían especial relevancia los roles de activo-dominante y pasivo-sumiso, nociones que aún sobreviven en forma de clichés en nuestra sociedad y son parte de los estigmas de la homosexualidad: la perversión del “daddy” frente a la debilidad del pasivo.

Esto le puede resultar atractivo a una parte del colectivo gay, pero también puede ser el causante de innumerables fracasos en las interacciones sexoafectivas  y no solo entre personas del mismo sexo. Por ello, surge la necesidad de revisar los roles de géneros que arrastramos de comportamientos machistas y que tenemos interiorizados hasta tal punto que pueden influir negativamente en la forma en la que nos relacionamos.

¿Funcionan las parejas LGTBI entre una persona joven y otra madura?

No cabe duda que las parejas LGTBI en la que hay una gran diferencia de edad pueden funcionar, aunque depende de los momentos vitales en los que se encuentren cada uno.

Si bien es verdad que una relación entre dos de la misma edad o similar tiende a enfrentarse a “retos” menos complejos, nada es garantía de éxito, pero lo que sí es cierto es que debe haber cierta armonía en aquellas que son más asimétricas para poder sobrellevar con paz las diferencias.

La clave del éxito de un vínculo sentimental entre una persona joven y otra madura es el equilibrio que debe haber en el dar y en el recibir. Se trata de intercambios tácitos y no explícitos que solventen aquellas diferencias que podrían ser un hándicap en su desarrollo, por ejemplo: la sabiduría y experiencia de un adulto  frente a vitalidad y menos aporte económico de una persona joven.

En cualquier caso, tanto la generosidad como la comunicación siempre deben estar presentes en cualquier tipo de relación siendo los motores principales que harán que este vínculo pueda ser duradero.

¿Te ha molado el artículo? Compartelo con tus amiguis
Facebook
Twitter
WhatsApp
Telegram
Email
Autoría

BanderasLGTB

Actualidad, Educación, Televisión, Literatura, Cine, Música, Ocio, Cultura, Derechos... A tope de #LGTB
  • “”;
  • “”;
  • “”;

Últimos artículos

Recibe las ultimas noticias

Suscríbete a nuestro boletín

Mensaje enviado
Pronto sabrás de nosotras